aprende inglés

Fallos que se suelen cometer cuando uno aprende inglés

¿Llevas desde pequeño estudiando inglés y no eres capaz de aprenderlo, hablarlo y entenderlo bien? ¿Eres de los que dice que no se le da bien el inglés? Cuando una persona aprende inglés, su estudio suele convertirse en una tarea muy compleja y esto se debe a que la persona comete una serie de fallos continuamente que no es capaz de solventar.

Si tú eres de este tipo de personas no te preocupes más. En ¡Abbey! Idiomas te vamos a indicar los fallos más comunes que la gente suele cometer cuando aprende inglés. Hoy va a ser el día en el que soluciones tus errores y consigas estudiar de forma eficiente.

 

No estudias temas de interés

Lo que haces es que coges un libro de texto, audios, lecturas, vídeos que muestran unas conversaciones ficticias irrelevantes. Esto hace que te aburras, dejes de prestar atención y que estudiar inglés te suponga una carga más que algo placentero. Este error te recordará mucho a las clases del colegio/instituto.

La solución a este problema es sencilla, lo único que debes hacer es leer, ver y escuchar cosas de tu interés. Si por ejemplo te gusta Harry Potter, mírate sus películas en inglés o cómprate alguno de sus libros en inglés. Si te encanta el terror escucha podcast de terror en inglés o mírate películas de miedo en inglés… Haz lo que verdaderamente te gusta y así conseguirás motivarte y aprender inglés más fácilmente.

 

Comparación con los demás

Otro fallo común que se suele cometer es el compararte con tus compañeros o amigos. Te juzgas a ti mismo viendo como ellos saben más inglés o han conseguido aprenderlo más rápidamente y más eficientemente.

Pero esto es algo a lo que no le debes dar vueltas. Cada uno aprende a su rito y de diferente manera. No a todos les viene bien el mismo tipo de aprendizaje. Esto es como cuando estudias historia, algunas personas estudian mejor haciendo esquemas y otras leyéndose el libro. Con el inglés igual, no todas las técnicas de estudio te funcionarán, debes ver cuál es la táctica que mejor funciona para ti y olvidarte del resto de personas.

 

Dedicarle demasiado tiempo a la gramática

La gramática es importante, pero no lo es todo. En la práctica del idioma la gramática importa menos. Lo único que debes hacer es centrarte en la estructura de las oraciones y en cómo se utiliza cada estructura según el contexto, pero no es necesario machacarte con la gramática. Es mejor dedicarle tiempo a practicar y entender el idioma y con eso irás aprendiendo lo necesario sobre gramática.

 

No repasar diariamente

No pienses que, por estar un día practicando inglés, leyendo vocabulario o repasando algo de gramática ya vas a aprender el idioma. Esto no es nada efectivo, es más bien una pérdida de tiempo. Aprender un idioma no es cosa de estar muy de vez en cuando leyendo un poco.

Para aprender inglés debes ser constante ¿No te pasa que, por ejemplo, estás estudiando literatura para un examen, estás dos o tres días estudiando, llega el examen lo haces y al cabo del tiempo se te olvida lo que estudiaste? Pues con el inglés pasa lo mismo, si no lo repasas día a día no vas a conseguir aprender nada porque se te acabará olvidando todo lo que un día viste, y así no conseguirás avanzar en tu aprendizaje.

 

No te fijas metas

Este fallo es bastante común, muchas personas no se establecen objetivos o se establecen objetivos algo inalcanzables. Debes marcarte objetivos diarios y no metas demasiado ambiciosas, por ejemplo, puedes ponerte como objetivo dedicarle 1 hora diaria a la práctica del inglés, o ver cada día una película en inglés. De esta forma es mucho más fácil tener interés y estudiar.

 

Lo pasas mal y te desanimas

Este error es algo más complicado de solventar, pero no es imposible. Se trata de no disfrutar el idioma, lo que hará que haya días que te resulte una lucha constante contigo mismo el intentar ponerte a estudiar inglés. Si no lo pasas bien aprendiendo, perderás la constancia y acabarás dejándolo.

Para solucionar esto, aparte de recordar tus objetivos para ayudarte a seguir, también es importante que dispongas de la ayuda de un profesor. Encuentra un docente que consiga motivarte y hacer que disfrutes de tu aprendizaje.

En nuestra escuela de idiomas dispondrás de los mejores profesores nativos que te ayudarán a no perder tu entusiasmo por el idioma y a divertirte con el aprendizaje de inglés.

Esperamos que este artículo te haya ayudado para mejorar tus técnicas de estudio de inglés y que gracias a ello logres tus metas sin ningún tipo de problema. En ¡Abbey! Idiomas estamos contigo para acompañarte en tus progresos.

Si estás interesado en contar con nuestra ayuda y deseas tener más información acerca de nuestra escuela y profesores, visite nuestro sitio web o póngase en contacto con nosotros a través de info@abbeyidiomas.com

¡Compártelo!